Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

Belgrano de Cordoba - Soy Celeste

A casi un año del inicio de su gestión, el presidente Jorge Franceschi adelantó que la casa está en orden y reivindicó un estilo de liderazgo particular en nuestro fútbol.

En el ambiente del fútbol, Jorge Franceschi rompe el molde. Es la máxima autoridad de Belgrano, pero nunca traicionó su bajo perfil. Un poco porque es parte irrenunciable de su personalidad; y otro porque defiende a ultranza un estilo de liderazgo en el que las estridencias no tienen lugar.

La charla con Mundo D aconteció en su casa de barrio Rincón Bonito, en la periferia noroeste de la ciudad, donde sólo los ladridos de “Ilich” y “Gorda” (los dos canes rescatados de la calle), persistentes en su deber de alcahuetear desde el patio la invasión de territorio, hacen un impasse en la tranquilidad hogareña.

El 29 de este mes se cumplirá un año de las elecciones que proclamaron a Franceschi como presidente del club. Y, un par de días antes de ese aniversario, tendrá lugar la primera asamblea ordinaria de socios durante su gestión.

–¿Cómo fue este primer año al frente del club?

–Ha sido un año de muchas exigencias. Vivimos situaciones dramáticas, como la muerte del hincha Emanuel Balbo. Y también afrontamos objetivos impostergables, como terminar la tribuna, armar un predio social y renovar un equipo que venía muy mal. Las presiones fueron fuertes, pero salimos airosos en cada uno de esos objetivos. Este Belgrano de hoy no es –ni en infraestructura, ni en puntos, ni socialmente– lo que era hace un año.

–¿Lo incomoda que algunos sigan hablando de Armando Pérez como “el hombre fuerte de Belgrano”?

–Para nada. No tengo vanidades, ni he buscado el lugar que hoy tengo. La organización y los hechos me pusieron acá. En el fútbol cordobés hay un antes y un después de Pérez y en el club siempre va a ser escuchado. Él siempre dice que quiere “morir en Belgrano”; y nosotros queremos que él “viva en Belgrano”. No ando explicando que soy el presidente porque lo saben bien los que están en el día a día del club. Yo respondo a ellos, a los 250 empleados y a los socios.

–Desde hace tiempo corre el rumor de que Belgrano tiene problemas económicos. ¿Es así?

–No. Hay que explicarlo. En noviembre de 2015, Belgrano tomó la determinación de hacer la tribuna. A pesar de que la campaña de cofinanciamiento no proyectaba lo pretendido, decidimos construir porque escuchamos el pedido de la gente. Desde esa decisión hasta la terminación de la obra, pasaron en Argentina muchas cosas: el dólar pasó de 9,50 a 18,50 pesos y la bolsa de cemento, de 100 a 150 pesos. En el medio, recibimos la sanción que nos impidió jugar con público local y muchos socios dejaron de pagar. Eso hizo que tuviéramos que apelar a parte de los fondos anticíclicos (porciones de las ventas de Franco Vázquez y Emiliano Rigoni) para terminar la tribuna. Hubo un pequeño desfasaje financiero, que acomodamos con una estrategia: hacer una campaña de socios anual en junio, porque sabíamos que ahí debíamos afrontar el pago más grueso, aunque significara resignar en enero el ingreso de las habituales campañas semestrales. Puede haberse demorado el pago a algún proveedor, pero jamás se debió un mes de sueldo, ni a los empleados ni a los jugadores.

–En números, ¿qué erogación final representó la obra del estadio?

–Hicimos una obra de casi 88 millones de pesos con recursos genuinos, sin crédito, sin hipotecar el club, sin meternos en un fondo de inversión, sin quemar la plata de los sponsors. Al “Cuti” (Cristian Romero) no lo vendemos para pagar sueldos, como dicen. Vamos a venderlo (por 1,5 millón de dólares, al Genoa de Italia) para terminar de pagar la obra de capital más importante de la historia de Belgrano.

–¿Cuándo se termina de pagar?

–Hasta julio vamos a pagar cheques de la última parte de la tribuna, correspondiente al foso, las escaleras, las luces y las baterías de baños.

–¿Se mantiene la aspiración de completar la segunda etapa de las obras durante el presente

mandato?

–Lo haremos cuando accedamos un crédito blando, sin volver a pedirle plata al hincha y sin necesidad de un esfuerzo tan grande.

–Semejante inversión, ¿condicionó el armado del plantel para esta Superliga?

–No. Siempre dijimos que, a lo largo de estos tres años que se iniciaron en abril del año pasado, íbamos a tratar de conformar un plantel, gradualmente, para competir en las copas internacionales. Me parece que mucha gente no hizo un clic entre este plantel y el anterior. Los jugadores que llegaron son los que fuimos a buscar y vamos a pelear la inserción en las copas internacionales.

–Sin embargo, muchos hinchas entienden que no llegaron los “refuerzos de jerarquía” prometidos…

–Puede ser, pero en 2007 trajimos a Serrizuela, Cáceres, Donnet, “el Chelo” Delgado, Cervera, Oyola... y, sin embargo, ese equipo se fue al descenso. Está bien que el hincha exija, aunque nunca va a estar conforme. Nosotros creemos que este plantel está a la altura. Para el mercado de pases que viene hemos generado nuevas matrices de financiamiento, como la tienda República de Alberdi, que proyecta una facturación de 15 millones de pesos al año, cuando la franquicia anterior (1905) sólo nos dejaba 500 mil; o el acuerdo que anunciaremos con el Banco de Córdoba.

–¿Es un hecho que Belgrano tendrá que indemnizar a Anderlecht por Matías Suárez?

–Siempre tuvimos claro lo que podía suceder y era una toma de riesgo que asumimos voluntariamente. Antes hicimos una oferta que Anderlecht rechazó. Suárez decidió regresar al país y nosotros le dijimos que, de ser necesario, íbamos a asumir el pago de la indemnización. Salió una sentencia de 540 mil euros que hemos apelado ante el TAS. Veremos cómo se soluciona, pero nos haremos cargo.

–¿Con qué números se encontrará el socio en la asamblea?

–Belgrano sigue siendo un club superavitario y los números están en orden. Los vamos a exhibir unos días antes, como corresponde. Y también vamos a hablar de lo que quieran los socios. Este es un club de puertas abiertas y uno de los pocos de Argentina que publicó, en los tres últimos libros de pases, cuál era la situación de cada uno de sus jugadores.

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!

#Fixture


banner tdh general paz grande