Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

Belgrano de Cordoba - Soy CelesteCarlos Ramacciotti, desde Perú, contó que tiene contactos con el plantel de 2006 y que alguna vez volverá a la “B”.

Carlos Ramacciotti se ganó el corazón de la gente de Belgrano en 2006, cuando logró llevar el equipo a Primera División después de ganarle la promoción a Olimpo, de Bahía Blanca.

El rosarino, quien se encuentra trabajando en Perú en el Cusco FC y hoy cumple 64 años, le comentó a Mundo D: “Estoy en mi mejor momento como entrenador. La verdad es que tengo un año bárbaro”. “Rama”, verborrágico y amable como siempre, recordó su paso por Córdoba y su ascenso con Belgrano: ”Todavía hoy nos hablamos, tenemos un grupo de WhatsApp en el que están todos los muchachos. Fue un grupo bárbaro que mantiene el contacto. Parece que fuera un equipo de jugadores que hicieron la escuela juntos (se ríe). Además, un montón de ellos te siguen escribiendo, preguntando cosas. La verdad es que recibo su aliento y su apoyo todos los días”.

“Lo bueno de ese grupo es que te siguen participando de sus cosas. Sus alegrías y cómo les va en su vida. Aquí, estoy con Marcos (su hijo) y nos enteramos de todo porque la comunicación sigue muy fluida”, prosiguió el entrenador que hoy está cumpliendo años.

Además de haber luchado por el ascenso y conseguirlo tras un par de finales perdidas con Nueva Chicago, y cuando parecía que las piernas no iban a responder, el Pirata de Ramacciotti sacó a florecer el amor propio: “Nosotros teníamos en el equipo a varios jugadores de Córdoba y eso no se debe perder, porque ellos sabían lo que es Belgrano y lo podían transmitir. Son de esos futbolistas que sufren y festejan porque son de allí. Sacar eso es una ventaja que vos les estás dando a los demás. Siempre la base debe ser de jugadores del club y los refuerzos que se busquen deben ser de jerarquía. Que vengan a sumar, que te den una mano; y no quiere decir que sean goleadores, sino que aporten cosas al equipo y al grupo. Tipos con personalidad y que les den cosas a los compañeros”.

“Muchas veces la gente no sabe, pero algunos jugadores hacen una arenga, como la hacía ‘el Luifa’, y les hacen saltar las lágrimas a los otros. Esas son las cosas que tenés que tener en un equipo. Ganadores como Gordillo, Campodónico o Noce, por nombrarte algunos”, siguió el DT.

El presente en Perú

Ramacciotti se encuentra en el Cusco Fútbol Club, de Perú, a la espera de una pronta vuelta de la actividad: “Aquí está cerca de darse la autorización para los entrenamientos en campo. Lo que se debe hacer es tener precauciones y tomar las medidas de seguridad que hace un montón de gente que sostiene a la sociedad. Porque el médico, el policía o el empleado de un supermercado van todos los días a trabajar. Tenemos que empezar a reactivar la vida”.

“No sabemos cuánto va a durar esto, por eso no podemos seguir esperando. Imaginate si hay que esperar seis o siete meses más. ¿Qué hacemos, nos quedamos sin fútbol? ¿Y qué hacemos con los chicos de inferiores o los de reserva, que tenían puesta sus expectativas en ser jugadores? Si uno entiende que el riesgo de contagio es grande en una zona, entonces allí no juguemos. Pero adoptemos la postura del que va todos los días a un trabajo: hay que cuidarse”, prosigue el entrenador.

El fútbol es una industria que mueve muchísimo dinero y de la que vive mucha gente, por eso la vuelta se hace inminente; y para Ramacciotti es así: “Todos sabemos que la TV es la que maneja el fútbol. Y ellos necesitan llevarle un producto a la gente que está en la casa. Así que me parece que no demorará mucho el regreso a los entrenamientos. Siempre con los cuidados que hay que tener”.

“Nosotros estamos en un club grande. Tenemos un predio con cuatro canchas que son un lujo. Además, en Cuzco casi no hay infectados. Estamos bien y eso es muy importante para que se pueda dar la vuelta”, agrega.

“Soy cordobés”

El paso por Belgrano marcó al entrenador, porque siempre es reconocido y porque logró una identificación con el Pirata: “Hay gente que me pregunta si soy cordobés, por eso de que Belgrano está siempre presente (se ríe). Algún día voy a estar de vuelta. Siempre ayudo desde afuera, jamás diría una palabra que perjudique a un club al que dirigí. La verdad es que en todos lados me han tratado muy bien y no sería capaz de hablar mal de ninguno”.

“No sé si será fácil dejar este club, porque la verdad es que nos tratan de primera aquí. Lo único que me tira es la familia y que uno extraña, pero lo cierto es que estoy 10 puntos”, concluyó Ramacciotti.

El 4 de junio se cumplirán 14 años de su ascenso a Primera con la “B”. Aquella noche en Bahía Blanca su nombre quedó escrito en la historia del club.

SIEMPRE LA BASE DEBE SER DE JUGADORES DEL CLUB Y LOS REFUERZOS DE JERARQUÍA QUE SE BUSQUEN QUE VENGAN A SUMAR.

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!

#Fixture