Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

Belgrano de Cordoba - Soy Celeste

15 finales por delante para Belgrano. 

Por Pablo Giletta.

Lo natural sería decir que “ganar como sea” es el objetivo excluyente que tendrá Belgrano en los 15 partidos que deberá afrontar desde el mes próximo, casi sin margen de error, para no quemar antes del final los cartuchos con los que, por historia y vocación natural, apuntará al ascenso. Pero la expresión esconde una fantasía: no se gana “como sea”. El fútbol tiene cada vez menos de casualidad y los resultados son, casi siempre, el efecto de una combinación de causas.

Hace algunos días, el volante Hernán Bernardello habló de jugar “cada partido como una final”. El primer desafío, entonces, será mental. El grupo tendrá que convencerse durante la pretemporada de que aún está a tiempo de todo, siempre y cuando “esfuerzo” y “concentración” no se desentiendan. Es que a Belgrano no le faltó “actitud” en la primera rueda, como algunos creen, pero sí padeció de demasiados lapsus que fueron lapidarios y extremadamente contundentes con sus intereses.

Será tarea de Ricardo Caruso Lombardi concientizar al grupo de que las “finales” tampoco se juegan llevándose todo por delante. Si la urgencia da lugar al desorden, Belgrano estará perdido. Necesita el DT encontrar un equipo lógico, que ya no sea “una papita” para los rivales en el retroceso y que, con la pelota, tenga agresividad. Hay una sincronía de movimientos que exige trabajo. En eso hará hincapié el entrenador, con varios amistosos para lograr la puesta a punto antes de que se reanude la competencia oficial.

El convencimiento y el orden son pilares que desembocan en la confianza. Para lograrla, será importante que Belgrano tenga un rápido aval de los resultados, sobre todo fuera de Córdoba. Pero cuidado: aunque la larguísima racha adversa de visitante no es exclusiva responsabilidad de este grupo de futbolistas, está claro que los que están ahora eligieron sacarse el peso de encima en vez de asumirlo y enfrentarlo. La confianza, entonces, tendrá que preceder a los resultados y no ser la consecuencia de ellos. “Hacerse cargo” no puede ser una opción: debe ser una obligación para los jugadores.

Por último, también los hinchas deben sincerarse: las expectativas de que Belgrano cambie tienen que centrarse en los mismos que realizaron una primera mitad de temporada muy floja. Son ellos los que deben cambiar, ya que de lo contrario se pondría un peso desproporcionado en los nuevos, que serán pocos y, aún cuando brillen, no podrán hacer demasiado si la base no se recupera. La verdad puede ser dura, pero no se gana nada maquillándola con ilusiones infundadas.

 

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!

#Fixture