Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

Belgrano de Cordoba - Soy CelesteLa "B" tuvo otra floja actuación y no despega. La gente alentó, se amargó y se fue mirando el piso en busca de las razones de este presente pobre y decepcionante.

 

El peregrinar de los hinchas de Belgrano por la calle Arturo Orgaz hasta la avenida Colón es en Alberdi un termómetro del sentir de la gente cuando termina un partido. El andar cabizbajo con el que ayer se fue la multitud después de otra jornada decepcionante se enmarcó en un silencio que se generó por el dolor, la indignación de un presente incomprensible y por una realidad que apalea el corazón de cualquier pirata.

El empate 1-1 ante Nueva Chicago (casi con seguridad el peor equipo de esta categoría) y la falta de respuestas futbolísticas hicieron que otra vez la multitud que colmó el Gigante “masticara” su bronca a la salida del estadio.

Los abucheos a Techera por su insolente comportamiento con la hinchada en el partido con Ferro, el aliento durante el juego, los insultos a la comisión directiva y el pedido de no perder “cueste lo que cueste” fueron el prólogo para dejar la zona en silencio, porque la resignación le va ganando a los que desde las tribunas buscan respuestas que no salen desde el campo y los escritorios del club.

A veces los insultos duelen, otras veces los silencios muestran más. Porque cualquiera que “tenga un poquito de fútbol” sabe que esa calle es todo un símbolo del sentir de la gente. Sus caras, sus voces, sus cánticos, las cervezas frías y el “chori” consumido son la mejor encuesta del sentir de los hinchas celestes.

Ayer fue un mutismo cargado de preocupación, de enojo por lo que no se es y lo que se pensó que se podría ser. Un maltrecho corazón golpeado que no encuentra consuelo y un futuro incierto y complicadísimo en lo deportivo.

Es tan complejo el presente para la gente del Pirata, que el equipo está invicto de local, empató cuatro partidos remontándolos y en todos los casos en los tramos finales de los juegos, pero esos números no pueden torcer la atención sobre un presente futbolístico que está lejísimos de lo imaginado cuando el descenso se consumó en abril pasado.

Un DT ilusionado

Julio Constantin, interino en su cargo y hombre de tablón en el Pirata, tiene ilusión y esperanza de una mejoría marcada en el equipo para el cierre de la primera rueda. Y aseguró tras el partido: “Siempre veo la reacción del equipo, que en los últimos tres partidos los fue perdiendo y los terminó empatando. Los empates suman poco y dan un sabor amargo, pero la reacción del equipo y el haber ido a buscar cuando estábamos 0 a 0 y después empatarlo, y quererlo ganar me deja más tranquilo”.

Pero Constantin le da un mensaje a la gente que habla de su sentimiento por el Pirata: “Entiendo la impaciencia de la gente, porque cuando dejo de ser técnico y llego a mi casa, razono como hincha. Entiendo algunos razonamientos y algunos cuestionamientos. Pero muero por hacer lo mejor por Belgrano. Tengo fuerzas para en este final del torneo sacarlo adelante”.

Por su parte, Vegetti dijo: “Hicimos todo para ganar, nos convierten de penal y nada más. Hicimos todo el gasto nosotros. Tuve dos cabezazos. El análisis del partido está ahí, no pudimos meter las que tuvimos. Por eso no ganamos. Chicago se quedó con mucho. Merecimos ganar, pero no estamos teniendo la cuota de suerte que se necesita”. “Uno tiene que pensar en Belgrano, pero hay otros equipos que con muchísimo menos pueden ganar y están arriba. No estamos ligando. No la podemos meter”, concluyó “el Tanque”.

Así es el presente del Pirata, con el equipo que espera más “liga” para enderezar el rumbo. Con un entrenador que “se muere” por encontrar el rumbo y un final de rueda mejor. Y con su gente que está siempre, aunque a veces la realidad la silencie.

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!

#Fixture