Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

Belgrano de Cordoba - Soy Celeste

Al Pirata le cuesta arrancar en el torneo del ascenso. No tiene DT confirmado y menos aún un estilo de juego claro.

Superada la primera porción del torneo que tiene previsto una etapa total de 30 fechas, Belgrano concluyó la 10ª jornada en la 10ª colocación con 11 unidades y está muy lejos de lo que pensaron sus dirigentes e hinchas cuando el torneo de la Primera Nacional se puso en marcha en agosto pasado.

La “B” inició la competencia como un equipo endeble en su funcionamiento que no pudo lograr plasmar en cancha lo que el desafectado entrenador Alfredo Berti pregonó. De movida se mostró sin un patrón de juego y a pesar que lo intentó asimilar durante más de dos meses de trabajo, nunca lo pudo exhibir en el terreno. Y la primera señal se dio antes de que el torneo de ascenso se pusiera en marcha, cuando Real Pilar lo “sacó” de la Copa Argentina. Y siguió con el correr de las fechas.

Los dirigentes lo fueron a buscar y Berti se vino a trabajar con sus ideas y sus convicciones, las que no cambió y las que sostuvo hasta el instante mismo en que tras una llamado lo desafectaron del plantel superior. En esas primeras ocho fechas y con un juego flojo en muchos aspectos, consiguió el 37.5 % de los puntos con nueve de 24 posibles.

“El club Belgrano me contrató sabiendo cómo planteo los partidos y no creo que un entrenador tenga que cambiar por un resultado”, les dijo por los medios a los dirigentes. Y más allá de los cuestionamientos no cambió y fue a los tumbos hasta su alejamiento.

Claramente los directivos sabían que su idea era jugar con un 4-3-3 y le armaron el plantel con esa idea. Pero también quedó claro que el equipo nunca fue protagonista ni por asomo.

La era interina

Después de un partido lamentable en la cancha de Atlanta y con un 2-4 en el resultado final, se le abrió la puerta a un nuevo interinato de Julio Constantin. Previo hubo un llamado a Omar De Felippe, pero también hubo un nuevo rechazo del entrenador pretendido por la conducción.

Constantin se puso al frente del plantel y logró dos empates en tiempo de descuento cuando el equipo marchaba rumbo a sendas derrotas (2 a 2 con Ferro y 1 a 1 con Estudiantes).

La intención del nuevo DT es tratar de acomodar el equipo para que baje el promedio de gol en contra que tiene. Pues sabe que puede apostar a un gol a favor por el potencial ofensivo que posee. Rápido el exarquero metió mano, habló con los jugadores y les dejó en claro que la idea es “estar más juntos en el terreno” y que hay que armarse de paciencia en los partidos, porque si se sostiene el cero en arco propio, se tiene todo el partido para hacer un gol y ganar.

El plantel está algo descompensado con puestos en los que no hay muchas variantes. No tiene carrileros definidos para armar un 4-4-2 de contención. No tiene centrales con experiencia y tampoco cuenta con alternativas en la función de volante central de corte. Así está Belgrano al final del primer tercio del torneo: 10 de 10, a cinco del fondo, a seis del último peldaño del reducido y con una obligación llamada ascenso.

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!

#Fixture