Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

Belgrano de Cordoba - Soy Celeste

Joaquín Novillo, quien viene de ganar el oro panamericano con la selección argentina en Lima, ya está enfocado en buscar el ascenso con los celestes.

En diciembre de 2018, Joaquín Novillo convirtió uno de los cuatro goles con los que Belgrano le ganó a Talleres la final de cuarta división de juveniles de Superliga y se consagró campeón de la categoría.

Unas semanas después, Diego Osella, entrenador de la “B” por aquellos tiempos, resolvió concentrarlo y lo llevó al banco de suplentes sin darle minutos en campo en el juego frente a Tigre que cerró el año calendario. Después, el propio DT comenzó la pretemporada del verano pasado y lo tuvo en cuenta hasta que el juvenil central se ganó un lugar en el equipo principal.

En plena crisis deportiva, con un montón de refuerzos que llegaron en dos grandes tandas –la primera, en junio de 2018; y después, en enero de 2019–, el juvenil (21 años cumplidos en febrero, el mismo mes en el que firmó su primer contrato con la “B” hasta 2022) fue ganándoles la pulseada a jugadores más experimentados y se quedó con un lugar en el 11 titular.

Vértigo, locura, aceleración a fondo como si fuese un espejismo, el grandote jugador surgido de Huracán, de barrio La France, quien empezó de “9” y terminó de marcador central, pasó en ocho meses de estar jugando en cuarta a ganarse un lugar en el equipo profesional, a integrar la selección que fue a los Panamericanos de Lima y a colgarse la medalla de oro tras ser titular con la albiceleste en el pecho.

“Fue una experiencia muy linda en la que me encontré con un grupo de gente muy buena y que siempre tiraba para delante y apoyaba en todo momento”, sostiene el defensor, quien regresó el lunes a los entrenamientos en Villa Esquiú, se vistió de celeste y se puso a trabajar para que Alfredo Berti, actual DT del Pirata, lo pueda tener en cuenta para la formación que iniciará el sábado el operativo “retorno” a la Superliga.

“La pretemporada la hice casi completa, me faltó sólo una semana. Después, con la selección jugué, entre los amistosos y los partidos de los Panamericanos, unos ocho encuentros, así que estoy en ritmo físico y de competencia para jugar el torneo”, asegura el zurdo, quien espera que el entrenador lo tenga en cuenta para el primer equipo.

Novillo no jugó en ninguno de los amistosos que disputó el Pirata ni en la Copa Argentina porque estuvo en su experiencia con la selección y sólo compartió con sus compañeros las primeras etapas de preparación, por eso sabe que deberá pelearla ahora mano a mano con Bruno Amione (“Bruno es muy buen jugador”, opina), otro juvenil que está trabajando con el combinado nacional, en este caso con la Sub 17.

Un torneo muy luchado

“El domingo a la noche, cuando llegué, rápido cambié el chip y puse mi cabeza en Belgrano. Por eso, si el técnico me necesita, estoy a su disposición”, cuenta Novillo, quien agrega: “Seguro será un campeonato muy duro y largo, pero como digo siempre, Belgrano debe ser protagonista porque es un grande en la categoría”.

Sobre el grupo en el que estará el Pirata, el defensor evalúa: “No hay una zona más difícil que la otra. Todos los equipos son muy complicados, el torneo será luchado, pero creo que tenemos las herramientas para sacarlo adelante”.

Sobre la sensación de traer la medalla de oro a la Argentina, aseguró: “Una alegría inmensa, no me la quería sacar. Nunca me olvidaré de este momento. Cuando llegué aquí, me saludaron todos, me felicitó el técnico. Claro está que fue dedicada a mi familia, que estuvo presente en todos los partidos”.

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!

#Fixture