Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

Belgrano de Cordoba - Soy Celeste

Qué hará. Acosta y la renovación de contrato, todo un tema.

Lucas Acosta y Federico Lértora son hoy por hoy una incógnita a la hora de armar el plantel de Belgrano para el torneo de Primera Nacional que se iniciará en agosto. Acosta, porque no tendría intenciones de renovar su contrato, que vence en junio de 2020, y Lértora, porque les ha manifestado a los dirigentes su deseo de jugar en la Superliga. 

La situación es así: según sostiene el representante del guardameta, Juan Oller, el jugador no renovará contrato con el Pirata y por esta razón se intentará negociarlo (hoy no hay ninguna oferta por sus servicios) en venta o en un préstamo.

Si la salida es definitiva, no hay mayores inconvenientes que ponerse de acuerdo en los números y en el porcentaje de ficha que se cederá. Pero, si es a préstamo, primero deberá firmar una renovación de su vínculo y luego, el nuevo destino. Por ahora, Acosta trabaja junto con el resto de sus compañeros y se prepara para el torneo que se avecina.

Por su parte, Lértora les manifestó a los dirigentes que su intención es seguir su carrera en un club de la Superliga. Sucede que aún tiene dos años de contrato y el Celeste le compró el 100 por ciento de su ficha. Fue Newell’s el primero en intentar quedarse con los servicios del volante, pero su oferta fue insuficiente. Después entró en la “conversación” Colón, que también hizo una propuesta no satisfactoria para los dirigentes celestes, pero aún se está negociando y no se ha caído del todo. Por ahora no hay definiciones, pero los próximos días serán claves para el futuro de los jugadores.

Llanto de emoción

Ayer firmó su primer contrato Juan Salas (20), quien es lateral por derecha, y le contó a Mundo D: “Me emocioné hasta las lágrimas cuando me dijeron que iba a firmar. Me acordé de mi viejo, que falleció hace dos años, y de todo lo que él me decía. También recordé todo el esfuerzo que se ha hecho para llegar hasta aquí”.

“Cocay”, como le dicen en el club, sostuvo: “Es un sueño cumplido. Todo lo que imaginé de chico... Estoy muy feliz”. “Mi papá me decía ‘Cocay’ por que de chico me gustaban los caballos y les decía así. Un día me lo dijo en la práctica y de allí me quedó para siempre. Ahora ya forma parte de mi nombre (se ríe)”, aseguró el lateral derecho que llegó al Celeste en 2010 y que es oriundo de Villa Allende. “Ahora hay que poner todo, dejar todo y seguir peleando por un lugar en el equipo”, concluyó. 

 

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!

#Fixture