Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

Belgrano de Cordoba - Soy CelesteEl ex director deportivo del club rompió el silencio tras su renuncia y habló de todo.

Luego del descenso a la B Nacional, Belgrano sintió un duro golpe que trajo muchas decisiones.

Entre ellas estuvo la renuncia del director deportivo Juan Carlos Olave, ex arquero e ídolo del club.

Olave dejó el club luego del partido ante Godoy Cruz y este miércoles habló ante Radio Sucesos contando sus sensaciones.

"De los jugadores que yo pedí esta temporada, sólo vinieron dos y la gente lo tiene que saber", arrancó "Juanca".

“Parte de la dirigencia y parte de la estructura se escudan en mí... Quizá no tuve la capacidad y la facultad para cambiar determinadas cosas. Tenemos que trabajar para Belgrano y tenemos que dejar las miserias de lado. Entonces el que conduce tiene que arreglar eso de una vez por todas. Acá lo más importante tiene que ser Belgrano. Esto viene de hace muchísimo tiempo. Al no cambiarlo es parte de lo que ha sucedido. De una vez por todas hay que ponerse los pantalones y cambiar, ir a lo profundo. Con la salida de una persona o dos, como Gastón (Turus) que también sale. Después uno tiene que escuchar que lo hacen culpable. Hay que cambiar las formas y dejar las miserias de lado. Y trabajar para Belgrano, como en algún momento lo hicimos todos y construimos una realidad impensada. Hoy estamos en un punto de arranque de nuevo y ojalá que esas cosas se puedan cambiar”, expresó Olave.

“Franceschi por más que aceptara o no aceptara mi renuncia yo iba a asumir mi parte porque es lo que siento. Siento la vergüenza de no haber podido darle a Belgrano lo que necesitaba. Ahí está decepción del hincha conmigo, que no haya podido cambiar cosas que venían sucediendo desde hace muchísimo tiempo. Que la renuncia la aceptaran en un momento u otro era indiferente. Lo demás habría que preguntarle al presidente los por qué”, agregó “Juanca”.

“A veces se juzga la parte deportiva solamente por el resultado, pero hay un montón de otras cosas, de trabajo que se ha hecho y ha dado resultados. Sabíamos que era el peor año y que íbamos estar complicados con el descenso y no lo supimos resolver. No pasa solamente por decisiones deportivas, pasa también por la apuesta que tendríamos que haber hecho en junio. Lo hicimos en diciembre y muy bien, porque este equipo estaba a la altura. Fue un equipo que nos representó, que volvió a lo que es la esencia de Belgrano, que en algún momento se quiso cambiar. Belgrano juega de determinada manera, que es lo que le gusta a su gente. Esto se quiso cambiar y fracasó sistemáticamente. A veces con las elecciones de los entrenadores también. Porque ellos representaban su idea pero no la idea de Belgrano. Este semestre el equipo se fue aplaudido aún habiendo descendido, representó lo que el hincha quiere”, contó.

También habló de la salida de Matías Suárez: “Tuvimos cosas que sucedieron, seguramente con Matías (Suárez) hubiéramos ganado algunos de los partidos que empatamos. Matías nos garantizaba algunos goles. Hay cosas que sucedieron. El análisis es mucho más profundo. Lo tiene que hacer uno personalmente. A donde se equivocó, a dónde dejó cosas libradas al azar y sirve de aprendizaje. Pero el dolor es muy difícil de sacar”.

Luego, destacó la figura de Diego Osella: “Este equipo estaba armado en torno a Suárez, sin duda. Y al sacar una pieza como es Matías, con su calidad, el equipo se vio resentido. Pero el equipo estuvo muy a la altura. A este equipo lo deberíamos haber armado seis meses antes y estaríamos hablando de otra cosa. El entrenador también, lo sugerí hace dos años. Entendía que Osella podía devolver parte de la esencia de Belgrano. Lógicamente agarró un equipo mal conformado por nosotros. Y después cuando tuvimos la posibilidad, juntos, porque esta vez nos juntamos los dos y armamos el equipo para no caer en otras situaciones de mercados que estaba la lista de la secretaría técnica y del entrenador. Nos juntamos y armamos una lista. El equipo se formó en 15 días, con una pretemporada corta y saltó a la cancha contra Unión de Santa Fe y creo que tuvo un rendimiento que con menos urgencias podríamos haber logrado el objetivo”.

"Tenemos un club que está muy bien, plantado de otra manera, yo vi un club quebrado. Si no nos alineamos todos detrás del objetivo común, que es devolver a Belgrano a Primera, no vamos a salir más".

"Ojalá podamos volver a la esencia y reconstruir lo que es Belgrano. El presidente tendrá que hacer un análisis mucho más profundo de la situación y de su forma de conducir. Yo fui leal y acompañé a Belgrano hasta el final. Y pago las consecuencias porque tengo parte de la responsabilidad y estoy dolido conmigo mismo porque no pude cambiar algunas cosas que debería haber cambiado. Tampoco tuve la facultad para cambiarlo. Yo la billetera de Belgrano no la manejo. Yo no arreglaba contrato ni me hacía cargo de empleados. Debería haberme impuesto más sobre algún tipo de decisiones y no lo hice. Y yo no sé si soy el dueño de la verdad, pero acompañé un montón de decisiones porque creí en las que se tomaban, acertadas y equivocadas como tuvimos todos. Por eso digo que el análisis debe ser mucho más profundo y de la pantalla de la salida de alguna persona. Hay que ir mucho más allá", cerró

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!

También te puede interesar...

#Fixture