Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

Belgrano de Cordoba - Soy Celeste

El presidente de la “B”, Jorge Franceschi, afirmó que junto a los miembros de la conducción son quienes deben hacerse cargo de este duro momento que vive el club.

Con la voz suave, el rostro desencajado y palabras que lo mostraron casi quebrado por el presente; en todo momento a punto de estallar en lágrimas. Así se presentó el presidente de Belgrano, Jorge Franceschi, después del descenso consumado. Luego de agradecer el comportamiento de la gente, el dirigente aseguró: “No teníamos duda de que iba ser así, forma parte de un cambio cultural que ha llevado adelante la gente de Belgrano”.

Sin elevar el tono de voz, Franceschi, quien fue insultado en el entretiempo por el grueso de la concurrencia al estadio (todos menos la cabecera de los Piratas), evaluó: “Malas determinaciones deportivas nos han llevado a este lugar y de las cuales somos responsables. El descenso es un fracaso deportivo y a partir de eso tenemos que generar las acciones que correspondan para alcanzar nuevamente los objetivos deportivos”.

El presidente, un hombre del riñón de Armando Pérez, llegó a su cargo bajo el ala protectora de quien fue el máximo referente tras la quiebra por dos períodos. Lo hizo con una idea política distinta, con mucha gente nueva que no tenía experiencia dentro del club y que han pagado con la pérdida de la categoría las fallas cometidas en los dos años de gestión que llevan.

El primero

Fue el propio directivo quien anunció que Juan Carlos Olave, mánager deportivo del club, había presentado su renuncia y la misma había sido aceptada. De esta forma, Olave se transformó en el primero en dejar su cargo, pero no será el único de quienes forman la vida íntima del Pirata que se alejará en las próximas horas.

“Insisto en que somos responsables del actual momento deportivo del club y que las malas decisiones nos han puesto en este lugar. Pero la vida institucional es la que ustedes conocen y por eso vamos a redoblar los esfuerzos de aquí en adelante para reencauzar a Belgrano en lo deportivo”, prosiguió el dirigente.

Después, Franceschi sostuvo: “Estoy en esta gestión de tres años que nos cuesta el descenso, pero llevo 14 años en este proceso de transformación que sufrió Belgrano con un paso atrás en lo deportivo hoy. Estoy muy triste, pero claramente en conocimiento de las responsabilidades nuestras, y la mía en particular, porque soy el que lleva más tiempo en el club de los que actualmente están en la comisión directiva. Soy el que está en la mesa chica de las determinaciones generales”.

Las adyacencias del vestuario local fueron una muestra de dolor, varios de los dirigentes quebraron en llanto, algunos colaboradores del presidente mostraron su angustia y otros tuvieron tiempo de pedir una camiseta del adversario para su colección personal, la que ahora empezará a mostrar casacas de equipos del ascenso.

Trabajo en equipo

Franceschi destacó que “no hay nombres en particular” al referirse a si había gente con mayor o menor grado de culpabilidad a la hora de pensar en quiénes deben ser señalados por los socios por este fracaso deportivo, como él mismo lo calificó. “Vine hablar aquí (por la conferencia) del hasta hoy, lo de mañana será en otro momento”, dejando en claro que empezarán en esta jornada varias reuniones que irán encaminando la reestructuración del club y varios de los cambios que se avecinan.

Cuando el presidente de la “B” habló de equipo, seguramente incluyó a Armando Pérez, quien lo dejó al mando del club en su salida y tal vez también se refirió a la gente que tiene sentada en la mesa chica de determinaciones que no forma parte de la conducción oficial del Pirata por no ser miembros de comisión directiva.

“Acá tiene que haber un cambio en la política deportiva, pero también en todo el sistema que hace a la vida deportiva del club. A la forma de trabajo, a las responsabilidades, a los roles de cada uno, a las personas y sus funciones. Esto debe ser así y está claro”, prosiguió el dirigente.

El descenso significa para el Celeste una pérdida importante de dinero que se empezará a notar en los ingresos para afrontar un presupuesto anual que hoy está por encima de los 400 millones de pesos y más allá que los dirigentes sostengan que institucionalmente “todos saben” cómo están, dejando entender que es un “bien” por respuesta, puede que el caer a a la segunda división comprenda comprometer este calificativo en el corto plazo.

“Contamos con las herramientas patrimoniales para afrontar esto y si usted se pregunta si vamos a vender, seguramente lo tendremos que hacer. Alguna vez fue para llegar a una copa internacional, otra para volver a casa y ahora factiblemente se deba hacer para volver a Primera División”, sentenció el presidente.

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!

#Fixture