Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

Belgrano de Cordoba - Soy Celeste

Para la “B”, los malos resultados son consecuencia del juego que no aparece. Pero además, en lo que va de esta Superliga sufrió una increíble serie de imponderables.

Para Belgrano, la presente edición de la Superliga transcurre con padecimiento. Y no se trata sólo de un equipo al que le cuesta demasiado expresarse futbolísticamente con atributos que le permitan ilusionarse con mantener la categoría, sino también de una serie de contratiempos que parecen no tener fin y que tuvieron una incidencia directa en tan pobre cosecha: apenas ocho puntos en las 10 fechas disputadas en lo que va del campeonato.

La consecución de infortunios comenzó con la lesión de Martín Rivero, uno de los volantes centrales que había llegado desde Patronato para ser titular por expreso pedido del entrenador Lucas Bernardi, DT celeste en las primeras ocho fechas del torneo. El 18 de agosto, por la segunda fecha, contra River en el Monumental y en una acción de juego que no pareció riesgosa, sufrió la fractura del maléolo tibial de su pie derecho y todavía no pudo reaparecer.

Después del triunfo sobre Estudiantes, única alegría de la “B” en el campeonato, la visita a Defensa y Justicia dejó otro indicio negativo. A César Rigamonti, quien venía siendo figura indiscutida del equipo, se le escurrió la pelota en un disparo de Matías Rojas que no parecía complicado. El error le costó dos puntos a Belgrano, que hasta ese momento ganaba respaldado en l gran tarea de su arquero, quien ya había brillado ante River.

Lesiones y algo más

Pero la debacle se haría más pronunciada a partir de la derrota como local contra Huracán, por la séptima fecha. El 30 de septiembre, en Alberdi, la “B” cayó sin merecerlo y, además, perdió por lesión a uno de sus jugadores más destacados: Juan Brunetta.

El ex-Arsenal era uno de los pocos que se animaba a encarar e intentaba sorprender con su remate. Un desgarro lo sacó de juego. Luego se perdería el clásico y también los dos partidos siguientes y recién ahora está disponible. Antes de la sexta fecha, Miguel Martínez, uno de sus principales refuerzos, había sido sometido a una astroscopia de rodilla.

El encuentro ante Talleres fue un mazazo para la “B”. El juego era parejo hasta que un penal, al cierre del primer tiempo, quebró la paridad. El 0-3 tuvo, además, la irresponsable expulsión de Federico Lértora, quien venía alternando buenas y malas, pero es el único que puede darle equilibrio al medio campo con su capacidad de recuperación. La salida del entrenador Bernardi fue consecuencia de la dura derrota y, sobre todo, de la mala campaña.

La llegada de Diego Osella pareció renovar las expectativas. El partido frente Banfield le estaba dando un guiño a Belgrano, hasta que sucedió lo inexplicable: la retención indebida de Rigamonti en el minuto 49 del segundo tiempo, el indirecto sancionado por el árbitro Espinoza y el empate del Taladro que pegó más duro que una derrota. Por si fuera poco, en su informe el juez incluyó un exceso verbal de “Maxi” Lugo (“El que puede meter un pase filtrado”, según Osella) y de Juan Quiroga, por lo que fueron suspendidos de forma provisional y hoy se sabrá cuántas fechas deben cumplir.

La catarata de imponderables sumó, en el 0-1 con Vélez, tres capítulos: Gil Romero fue expulsado por dos faltas innecesarias, Matías Suárez no pudo terminar el primer tiempo por una dolencia muscular y el gol de Vélez fue un bombazo de “otro partido”. Demasiadas adversidades, las suficientes como para que en Alberdi piensen en un exorcista.

A Matías Suárez lo van a esperar un poco más. Matías Suárez tiene una contractura y una sobrecarga de aductor y de zona inguinal derecha, según el parte médico oficial del Belgrano. Esta dolencia pone en duda su participación el viernes, cuando la “B” reciba a Gimnasia. Lo irán evaluando, pero esta vez no alcanzaría con la voluntad del capitán, quien jugó ante Talleres pese a la muerte de su suegra y contra Banfield con fiebre. Brunetta y Martínez estarán disponibles. Por otra parte, se espera que hoy el Tribunal de Disciplina haga lugar al pedido celeste y adelante la sanción que recibirán Lugo y Quiroga. Si la suspensión es de una fecha, como esperan en Alberdi, estarán a disposición de Osella para el partido del viernes.

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!

#Fixture