Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

Belgrano de Cordoba - Soy CelesteEl delantero de Belgrano, sin filtros. Cuenta detalles de su recuperación y no le escapa a la palabra "miedo". Tiene un sueño: "Jugar en el nuevo Gigante".

Sin cassete. Sin filtro. Sin frases hechas para salir del apuro. Hablar con Fernando Márquez es adentrarse en su mundo tal cual es. Sin maquillaje. Sin alteraciones. El Cuqui, como cualquier ser humano, tiene miedos. Pero como no lo hacen muchos seres humanos, los admite.

 

Tiene sueños y los cuenta. Se mira hacia adentro y se encuentra. Su larguisimo proceso de recuperación, que por estos días está en la recta final, dejó marcas. Y las muestra.

"Estoy bien. Espero sentirme bien. Por ahí siento alguna molestia, pero puedo jugar", se sincera en diálogo con Día a Día.

El 24 de abril de 2016 fue el día que comenzó su calvario. Jugando contra Atlético Tucumán, el delantero de Belgrano fue a disputar una pelota y en plena corrida sintió que el tobillo izquierdo se le movió hacia cualquier lado. El diagnóstico médico anunciaría luego rotura parcial del ligamento deltoide del tobillo izquierdo.

Optó por no operarse y hacer la rehabilitación con mucho trabajo de kinesiología. Así fue que en el segundo semestre de ese año volvió a entrenar a la par del grupo y a sumar minutos en reserva.

Incluso llegó a jugar de manera oficial, el 25 de agosto contra Estudiantes, en La Plata, por la Copa Sudamericana. Pero el dolor que sentía a esa altura lo tenía preocupado. Así llegó un día que dijo basta y finalmente el 20 de octubre se sometió a una intervención quirúrgica.

De ahí a esta parte, cada decisión que tomó, cada acto que realizó y cada pensamiento que tuvo en la cabeza apuntó hacia la recuperación.

"Fue bastante complicado y duro. Ya sabía que iba a ser así, fue duro", repite Márquez, recordando los días transcurridos de abril a esta parte.

Pero, optimista, se entusiasma de cara al futuro "Ahora disfruto de estar más cerca y de hacer fútbol. Quiero acumular la mayor cantidad de minutos posibles en los amistosos para llegar de la mejor manera al torneo".

El Cuqui quiere volver.

–¿La recuperación marcha dentro de los planes?

–Sí, a esta altura del año estoy en lo mínimo que quería. No estoy al cien por ciento, pero estos partidos me vienen muy bien para ir poniéndome a punto, más que nada para acomodar el tobillo y que se acostumbre al dolor, porque pese a todo yo voy a entrenar igual. Sé que en algún momento se tiene que ir. Trato de ser lo más positivo posible.

–Hay que elevar ese umbral de dolor, ¿no? Los doctores dicen que ya estás bien.

–Sí, Pepe (Luna, jefe del equipo médico de Belgrano) me dijo que estaba bien, que el tobillo va a seguir hinchado un par de meses más porque así es la evolución de la lesión después de la operación. Es molestia más que nada, el dolor es cuando hago movimientos puntuales que ya los tengo localizados para no hacerlos. Además ya aprendí a pisar de otra manera.

–¿Modifica en algo tu juego todo eso?

–Modifica un poco la velocidad con la que arranco. Por ahí lo que antes hacía en un tiempo ahora lo tengo que hacer en dos. Eso puede darle una ventaja al rival.

–¿Tuviste miedos o dudas?

–Tuve dudas y miedos. En algún momento pensé que la lesión no me iba a dejar jugar más. Incluso aún tengo un poco de miedo.

Uno proyecta cosas y quiere que le vaya bien, hacer goles. Tengo la ilusión de poder jugar en el nuevo estadio de Belgrano. Es mi ilusión y quiero cumplirla.

–Has tenido una relación ambivalente con la gente, pero da la sensación que actualmente es buena.

–Lo digo siempre, siento mucho respeto de la gente hacia mí, como el que yo siento por ellos. Todavía no he conseguido tantas cosas, no me tocó ascender ni hacer montones de goles, pero siento el mismo respeto que le tienen a Farré, Olave, Picante Pereyra, Mansanelli... bueno, se me vienen varios a la cabeza con los que he compartido plantel y que han dejado su marca.

El Cuqui quiere volver.

–Se fueron Olave y el Picante Pereyra y de a poco vos vas sumando tu experiencia. ¿Sentís que sos referente para los más chicos?

–Quizás eso deberías preguntárselo a ellos, yo no lo sé. Yo trato de alentarlos. Particulamente soy de fastidiarme y a eso tengo que corregirlo. Tengo que tratar de decir mejor las cosas para alentarlos. Referente es Guille Farré, que es el que mejor llega a todos los sectores, tanto chicos como grandes.

Aunque va a ser difícil, ojalá podamos encontrar alguien que pueda suplantar a Olave en el vestuario, así Guille no está solo.

–Estuviste practicando tiros libres, ¿te vas a animar a pedirlos en los partidos?

–Nahhh, lo hice por las dudas, nunca se sabe. Mirá si quedo solo en la cancha y tengo que patearlo yo, ja.

–Pateó Olave un tiro libre por qué vos no.

–Claro, dejó las puertas abiertas para todos, ja. Hablando en serio, lo hacemos porque nunca está de más entrenar.

Un Cuqui de Calle (13)
En épocas en las que el Cuqui era asiduo usuario de Twitter (el último tuit de la cuenta @fcuquimarquez es del 30 de abril de 2015), posteaba con frecuencia videos o frases de canciones de Calle 13, su banda favorita.

Tras la separación del grupo puertorriqueño, el ex líder René Pérez, alias Residente, sacó un single solista que se estrenó hace una semana en YouTube. "Me gustó mucho “Somos Anormales”. El video es fuerte, pero en definitiva todos nacemos de la misma forma, el que haya visto el video lo va a entender", valora Márquez sobre un clip que ya levantó polémica a nivel mundial por la crudeza de sus imágenes.

"Sé que a muchos no les gusta el tipo de música que hace, pero a mí me encanta", afirma.

–No pudiste conocerlo aún, ¿no?

No, no, todavía no. Es uno de las personas que quiero conocer, junto con Messi. Son las dos personas que quiero conocer. Ahora cuando venga a Cosquín veo si contacto a Palazzo o a alguien que pueda darme una mano para hacerlo.

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!

#Fixture