Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

Belgrano de Cordoba - Soy Celeste

La primera sensación es que, dentro de las posibilidades que tenía, a la “B” le salió bien la ingeniería que podía hacer para fortalecerse. Asoma mejor en ataque que en defensa. 

Si fuera una cuestión matemática, a Belgrano le costaría cerrar la ecuación. Es que, con respecto al plantel que encaró el segundo semestre de 2016, perdió a nueve futbolistas y sólo pudo incorporar a dos (sin contar a los juveniles, que sumarán minutos de manera gradual). Sin embargo, a juzgar por los primeros movimientos del equipo de Leonardo Madelón en la pretemporada, la “B” logró sumar variantes ofensivas. Eso sí: deberá fortalecerse y ser creativo para encontrar alternativas que mejoren el sector defensivo.

El esquema es un 4-4-2 que se parece bastante al de la “era Zielinski”, pero intenta diferenciarse en la dinámica de sus volantes, para que el contragolpe no sea consecuencia de un pelotazo a merced de la pericia de los delanteros, sino el provecho de un equipo corto con recuperación en el medio.

Por lo que mostró en los amistosos disputados en Chile, Germán Montoya corre con ventaja para adueñarse del arco. Por experiencia, está por encima de Lucas Acosta en la preferencia del DT, aunque la sensación es que su prolongada inactividad aún no le permite mostrar la mejor versión del arquero del ascenso de 2006.

En el fondo, la recuperación de Renzo Saravia asoma como el dato más positivo. La dupla de centrales Cristian Lema-Lucas Aveldaño, que dejó muchas dudas el semestre pasado, se mostró más firme. Cristian Romero, afectado al Sub 20 argentino, asoma como la primera opción de recambio. Y por la izquierda, ante la ausencia por lesión de Federico Álvarez, alternó Esteban Espíndola (con el perfil cambiado, pero cierto rodaje como “3”) con jugadores improvisados en el puesto, como Gastón Álvarez Suárez, más dúctil para salir jugando, o Gabriel Alanis, con vocación de “hacer el carril”.

En el medio, Federico Lértora tuvo más libertades para presionar arriba, siempre que Álvarez Suárez o Guillermo Farré le cubrieran la espalda. Jorge Velázquez busca recuperar su nivel por izquierda, mientras que por derecha se pudo ver a Joaquín Rikemberg, Germán Gaitán y Mariano Barbieri como alternativas. No obstante, si está bien físicamente, Claudio Aquino asoma como la principal opción, aunque también puede jugar como enganche.

En ofensiva, el buen nivel de Matías Suárez, el renovado romance de Claudio Bieler con el gol, la reaparición de Fernando Márquez y la llegada de un “velocista” como Lucas Melano componen un abanico más que surtido.

La primera sensación es que, dentro de las posibilidades que tenía, la “ingeniería” que podía hacer para fortalecerse no le salió nada mal a Belgrano.

Todos juntos. El plantel regresó a los trabajos ayer, tras su estadía en Chile. Aquino, que en los días previos se entrenó con la reserva, pudo hacerlo con el plantel profesional, que por primera vez estuvo completo. El sábado a las 9, Belgrano jugará un amistoso ante Instituto en Villa Esquiú. Será a puertas cerradas.

Primer contrato. Francisco Romero, volante jujeño de 17 años, acordó su primer vínculo profesional hasta junio del 2019. Hizo la pretemporada en La Serena.

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!

#Fixture