Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

Belgrano de Cordoba - Soy CelesteCon el titular enfermo, la respondabilidad de la conducción queda en mano de Jorge Franceschi, vicepresidente primero. Habrá elecciones en abril próximo y la presencia del oficialismo está en duda.

Armando Pérez y Belgrano parecen desde hace un buen tiempo sinónimos luego de una relación que nació hace 11 años.

Además, Pérez ha sido la voz y el rostro de un Belgrano que creció en forma constante desde su arribo y que se encuentra en una etapa de obras y cambios en lo institucional por estos días.

Muchas veces se lo acusó de “ausente” y otras tantas de “desinteresado” sobre lo que sucedía en el club puertas adentro.

Desde los estratos opositores se sostuvo que se movía casi como “patrón de estancia” a la hora de las reuniones de la comisión directiva, pues participó poco de ellas, según aquellos que no lo siguen.

Pero puertas adentro (y hacia afuera también) siempre se supo que Armando Pérez fue quien tuvo la palabra final en cada una de las determinaciones que se adoptaron en el club.

Contrataciones de entrenadores, despidos de estos, jugadores que llegaron, jugadores que se fueron, juveniles que firmaron su primer contrato o los que partieron a préstamo, todos tuvieron el visto bueno final del presidente del Celeste.

Pero su enfermedad plantea una realidad distinta y obliga a que aquellas resoluciones que él tomó durante tiempo, sean ahora resueltas por quienes están un paso detrás, caso el vice presidente primero Jorge Franceschi.

Sin “Don Armando” la responsabilidad de contratar los dos refuerzos en el libro de pases, de evaluar qué jugadores dejarán la institución al regreso a los entrenamientos del 4 de enero y que “juveniles” serán cedidos a préstamo, dependerá de estos directivos que ya no tendrán al hombre fuerte del Pirata como respaldo.

Seguramente la situación servirá para que se produzca un crecimiento interior en la comisión directiva, porque la voz de mando ya no será la ronca y enérgica de Pérez, sino que será la de los hombres de su confianza.

La ausencia del presidente debido a una trombosis pulmonar le llegó al Pirata justo a meses de una elección, cuando el equipo está casi último y en la etapa de elaboración de la lista para ir a las urnas en busca de otro período.

Pérez fue el rostro de Belgrano para todo, pero como ha sucedido con los líderes de la historia, no dejó sucesores ni preparó a sus reemplazantes.

Ahora deberá éste Belgrano sin él caminar por el terreno más firme, el más seguro y habrá decisiones que tendrán que tomarse por ser urgentes.

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!

#Fixture