Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

Belgrano de Cordoba - Soy Celeste

Juan Carlos, su hijo Thiago y la chance de compartir cancha y equipo en 2017. El anhelo de ambos es jugar un partido, por los puntos, con Las Palmas en el Federal.

"Tenés que hacer más goles y dar menos notas, eh... Si hacés goles, las notas vienen solas después”.

Las palabras son de Olave papá para su hijo Thiago, quien lo mira con los ojos azules que tapa, a medias, la visera de su gorra negra.

Ambos se ríen, pero sueñan. Es que la leyenda Olave continúa. Sí, porque Thiago, de 17 años, se ha tomado en serio este camino para ser un jugador profesional. Un camino que recién está comenzando. Pero hacia allá va, tratando de pregonar el ejemplo de conducta y profesionalismo que le marcó su viejo, Juan Carlos.

Por lo pronto, Thiago se afianzó ya en la Primera local de Las Palmas en la Liga Cordobesa de Fútbol como un delantero que hace de la fortaleza física su gran virtud. Tiene gol y eso le valió ya sumar algunos minutos en el Torneo Federal B.

Su gran ídolo es Ramón “Wanchope” Ábila, a quien trata de imitar en cada movimiento. Justamente, en los últimos días Thiago pudo compartir un rato con Ábila (de vacaciones por Córdoba), quien se llegó hasta su casa, charlaron y hasta le regaló la camiseta con el número “50” del Cruzeiro de Brasil.

Esa misma camiseta tiene puesta Thiago para la nota del día después del retiro de su papá de Belgrano con Mundo D.

“Soy más de marcarle cosas, que de destacarle. Hablamos mucho. Yo lo veo un delantero de área, fuerte, utiliza muy bien su cuerpo. Tiene una personalidad importante para la edad que tiene. A veces se tiene que controlar... Mirá quién se lo dice (risas). La personalidad en el jugador es clave y él la tiene. Aguanta bien la pelota y tiene buen juego aéreo".

"En lo físico va a tener que trabajar mucho para estar cada vez mejor, porque tiene un físico que lo ayuda en algunas cosas, pero que lo puede complicar si no está bien”, dice “Juanca” sobre Thiago.

“Se ha dado cuenta de que puede mejorar su rendimiento y eso es lo que he visto en este proceso que está llevando en estos últimos tiempos”, agrega su papá.

Thiago y Juan Carlos comparten ese anhelo de jugar un partido juntos, con la camiseta de Las Palmas. Ambos aseguran que será “por los puntos”. Pero quieren darse ese gusto. “Calculo que me retaría si no corro una, pero sería algo hermoso. Es lo que queremos los dos”, dice Thiago.

“No todos los jugadores tienen la posibilidad de compartir con su padre o con su hijo un partido oficial. Lo que queremos es jugar un partido oficial”, agrega “Juanca”.

“Vamos a ver qué decide, el 16 de enero arrancamos la pretemporada con Las Palmas. Lo esperamos”, lo chicanea Thiago.

“Voy a ver si me dan unos días más... Sería lindo, vamos a ver”, cierra el ahora ex-Belgrano.

Y sí, la leyenda continúa.

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!

#Fixture