Belgrano-header
Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

banner tdh 2016

17°C

Soleado

Humedad: 56%

Viento: 17.70 km/h

Notificacion Push Enviada?: No

Belgrano de Cordoba - Soy Celeste

"El Negro" dice que no sirve de mucho el trabajo en el semillero celeste si los jóvenes no juegan, igual que en Instituto. El DT contó que se reconcilió con su hijo Joel Barbosa. 

Villa Siburu y River son mundos distintos, pero por unas horas se mezclaron y convivieron. Y el tipo que estableció ese vínculo fue Enrique Nieto nacido en el club cordobés y jugador "millonario", en su plenitud. El cuadro se completó con los directivos de ambos clubes y fue hermoso ver a los pibes de Villa Siburu como miraban la escena de la delegación del "millonario" que venía a donar elementos para la práctica de fútbol, hockey y boxeo, el mismo día que jugaba la final de Copa Argentina con Rosario Central.

Nieto venía de su trabajo en el CPC de Avenida Colón y él también, volvió a ser pibe, como quienes estaban ahí (unos cien) mirando y escuchando al presidente Rodolfo D' Onofrio, a los jugadores Velasco y Denis Rodríguez.

"Ja. Fue increíble haber vivido eso. Por la gente que vino, porque horas después debían jugar una final. Por las cosas que donaron y la felicidad de los pibes. Siempre estoy en contacto con Villa Siburu. Es muy bueno lo que hace Mariela Carreras, presidenta del club y su gente. Hace dos años me vinieron a ver un grupo de cinco o seis matrimonios y lo primero que les dije fue que había que buscar escobas para limpiar todo el club. A los 10 días ya lo habían hecho. Hablé a algunos amigos para que me dieran la pintura para darle una mano a los vestuarios que estaban igual desde que me había ido en el año 1975. Luego conseguimos los cerámicos, un termotanque. Pelotas de fútbol, camisetas. Hubo un día del Niño que trajimos 450 juguetes, que no pagué yo, sino que fue porque llamé a amigos de la vida como Antonio de Mariano Max", contó Nieto.

-Te abrazó D' Onofrio...
-Me lo presentó Francescoli y me dijo: "Usted es de la familia". También estaban Fillol y Alonso. Cada vez que viene River, los voy a ver. Estuve con Enzo y me contó cosas de su intimidad, de que se separó hace cuatro meses.

En "la Muni"

"Desde 2005 y gracias a Luis Juez, trabajo en la Municipalidad. Noes encontramos en la UCFA, en una final. Dirigía al equipo del "Rulo" González,"la Lora" Oliva, y le ganamos a su equipo. Me propuso trabajar y ahí arranqué. Antes de que se fuera pasé a planta permanente junto con Santos Laciar y Miguel Oviedo, por caso. También tengo una gran relación con Ramón Mestre, actual intendente, que es muy futbolero. Un día, nos vio parados a mí y a Pascual Noriega, que trabaja en la Provincia, y nos dijo: "Miren si tiro una pelota larga y paso por el medio". Noriega le respondió: "¿Sí? Mucho vas a pasar". Recuerdo la dupla que armábamos con "el gringo" Brunetto. Te mataba. Tenía una parrilla en Bolivia. Y acá me ves. Trabajo en el área de Deportes. Mi jefe es Emilio Commisso, otro amigo.

-¿Cómo fuiste a River?

-Ahora es fácil, antes era dificil. Y fui para reemplazar a Passarella. Una gloria del fútbol nacional e internacional. Pude jugar mucho y en esa época. Los compañeros y los rivales. Maradona, Bochini, Brindisi, Babington. Por Copa Libertadores contra Zico, Sócrates, Fernando Morena...Con limitaciones, pero con mi carácter.

-En Belgrano hacía falta más que eso...

-Era difícil.

-Spallina supo decir: "¿Sabés por qué ascendimos? Porque estábamos cagados de hambre"...

-Totalmente. No sabíamos donde entrenar. Fue bárbaro el ascenso de 1991 y no lo comparo con el del 2011. Éramos mayoritariamente jugadores del fútbol de Córdoba. Había mucho para dar y aprender. Un día caímos con Italiano y la música estaba a todo lo que daba. Había que guardar luto. Te tiene que durar. Hbaía un grupo que estaba afectado por la final con Banfield. Vinieron los Piratas a preguntar qué pasaba. Corregimos maneras de pensar. No fue fácil. ¿Sabés lo que era la cancha de Belgrano? Andaban dos duchas. Los Piratas miraban cuando te atendía el médico. Ahora todo es distinto y está ordenado. Aquel partido en el que Javier Sodero erró el penal, fue de noche y como perdimos, tuvimos que esperar un rato largo para poder salir. Ahora Belgrano pierde y está todo bárbaro. Están todos anestesiados. Es un poco más tranquilo y un poco más fácil. Ahora te llaman y te dicen: "No te olvides que ya tenés el sueldo depositado". Antes, te debían premios, primas y dos o tres sueldos. Seguro. No había ropa y hasta los medicamentos tuve que conseguir. Después ya como DT en 1998, a mí me echó el presidente Ledesma porque me negué a ir a entrenar al Parque Sarmiento. Mandé a los jugadores a sus casas. Fue porque después de vencer a Boca y a Talleres no nos dejaban entrenar en el Kempes, tampoco en Alberdi. Me quedé sin trabajo. Me comí una goleada con "la T", pero dos días antes habíamos hecho un trabajo físico muy exigente cuya recuperación demandaba 72 horas.

-¿Qué ves del jugador de hoy?

-Se va Olave y será difícil reemplazarlo. Olave era caudillo y buen jugador. Muchos se quejan de que gesticula. Pero tenés que respetarlo. Es su manera. Ha jugado más allá de quienes fueron sus compañeros. Me pasó y había que pegar un grito para despertar. Hay de todo. Si fuera directivo de Belgrano, traería un DT que haga jugar a los jóvenes. Las inferiores son sobresalientes, hay detectores de talentos, títulos, se hacen selectivos, pero ¿de qué sirve sino los ponés? Así como Romero, debería haber ocho como él.

-¿Cómo viste a Esteban González?

-No fue fácil. Tuvo el apoyo de algunos jugadores, pero no sé si de todos. A lo que se veía...Charlé con él. Me gustaba su idea, pero no se le dieron un par de cosas.

-La gente aprobó el orden institucional, pero quiere un título.

-Le va a llevar un tiempo. Si puede continuar así, desde lo institucional, le va a llevar dos o tres años, pelear los primeros puestos.

-¿Será el año de Instituto?

-Instituto es un club con un beneficio. Siempre le va a aparecer un Nicolás Oliva, un Diego Klimowicz, Dertycia, Paulo Dybala, Ábila, por caso. Le caen a la Agustina o porque viven cerca de la cancha o porque Santos Turza los hace venir. Tiene un buen técnico como Delfino, quizás deba armar una base de jugadores jóvenes y aguantar. Basta de jugadores grandes. Jugué hasta los 38 y me querían renovar. Pero ya me tenía que ir. Todo se termina. Estuvo bárbaro lo que hizo Olave. ¿Qué iba a hacer jugando un año más? Dio todo. Desde 2007 que está así. Ya te ponés incómodo y te cuesta. Dejé el fútbol y no lo extrañé. No es fácil, pero hay que ser realista.

Con Joel Barbosa

"Estoy bien, tranquilo. Me tengo que operar del tobillo. Mis hijos están casados y disfruto de mis nietos. Hay uno que juega en Las Palmas. Es el que me dice: "Abuelo,¿vamos a patear?", contó Nieto.

-¿Como estás con tu hijo Joel Barbosa?

-Tengo una excelente relación. Algunas navidades las pasa conmigo y con sus hermanos. Es incrpéibkle. Tenemos los mismos gustos. Hace unos días estuve con él en Buenos Aires. Nos hablamos antes y después de cada uno de sus partidos en Brown de Adrogué. Nos hablamos después de que ya era grande.

-¿Quién habló a quién?

-Yo lo intenté por amigos, caso Piero Foglia. Se había criado con lo que le habían contado la mamá o la abuela. Tenía 22 años y él, ya había pasado por Talleres. Estaba en Sarmiento. Nos juntamos. No sabía como saludarlo. No sabía si darle la mano o un beso. Transpiré. No podía hablar; él, igual. Le dije: "Mirá Joel. No te estoy rindiendo cuentas a esta edad, porque debió haber sido mucho antes". Entendió. Le expliqué que había sido una cañita al aire. Pasó lo que pasó. No fue que le mentí a la madre diciéndole que era soltero. Entendió. Es un chico inteligente y tenemos una gran relación.


banner tdh general paz grande