Soy Celeste
El sitio de los Hinchas de Belgrano

No alcanza. Lo que se recaudó hasta aquí no llega ni a la mitad del costo de la obra. Se relanzará la campaña, con el anuncio de la construcción de palcos VIP.

Con febrero a la vuelta de la esquina, cada vez más cerca en el almanaque, muchos ven con inquietud que el Gigante de Alberdi no se “termina de despertar” y que la obra no comienza a tomar forma.

El motivo pasa principalmente por lo financiero, ya que el presupuesto para levantar la nueva tribuna que da espaldas a la calle Hualfin subió notoriamente, casi al doble de lo proyectado inicialmente.

Y todavía no se dio a conocer qué empresa será la adjudicatoria. Iba a anunciarse la semana pasada, pero eso no se hizo y quedó postergado por unas semanas más. Lo más probable es que la responsabilidad recaiga en Astori.

Lo recaudado hasta aquí, más allá del esfuerzo de los socios y del club en el co-financiamiento instrumentado no alcanza a cubrir las expectativas. Hoy por hoy, los aportes no llegan a la mitad de lo que insumirá la remodelación del estadio, para ampliar su capacidad en 10 mil personas y aumentarla a unos 33 mil espectadores.

La construcción de la nueva tribuna, que se anunció el 11 de julio de 2015, costaba entre 40 y 60 millones de pesos, según los cálculos de ese momento. Actualmente, esa cifra inicial se elevó a cerca de 90 millones de pesos, casi el doble.

En cuanto a lo recaudado por el cofinanciamiento, a la fecha se reunieron 14.520.400 pesos. La mitad, por el aporte de socios e hinchas por distintas vías.

La proyección incrementa la cifra a 31.467.300 pesos, porque el aporte es sostenido mes a mes, tanto por parte de la gente como del club.

Como están los números, la brecha con el total del costo de la obra es insalvable. Y es muy probable que no se llegue a tiempo para inaugurar la tribuna en febrero.

Plan B. Cuando se lanzó la campaña Despertemos al Gigante, la expectativa fue inmensa y los hinchas se volcaron en masa para colaborar.

En apenas tres meses, la recaudación fue considerada exitosa, con 17.500.000 pesos en total, monto que permitió al club anunciar el inicio de la remodelación, que empezó por la demolición de la vieja tribuna Hualfin. El comienzo de la denominada “Fase Uno” .

En medio del optimismo, la gestión Pérez insistió en que esta primera etapa se concluirá en febrero próximo y que Belgrano arrancará el año futbolístico en Alberdi. Incluido el clásico con Talleres. Y un par de meses antes de las elecciones previstas para abril próximo.

Sin embargo, aquel impulso inicial mermó en forma considerable y actualmente son unos dos mil los aportantes, con distintos montos. El más alto, que era de 2.000 pesos por mes, aumentó un 50 por ciento porque la cuota se regula por el valor de la bolsa de cemento.

Estos 3.000 pesos mensuales son pagados por apenas un centenar de aportantes.

Para relanzar la campaña y hacer crecer los ingresos, en los próximos días se anunciaría la creación de palcos en la nueva tribuna, que inicialmente no estaban previstos pero pasarían a ser fundamentales para que la obra pueda realizarse.

Se relanza con palcos. Para despertar al Gigante, se vienen los palcos. Al principio no estaban contemplados pero serían la solución para acercarse al monto del presupuesto de la ampliación en el estadio Julio César Villagra.

En principio, sobre la nueva tribuna Hualfin podrían construirse 80 palcos, cada uno con capacidad para ocho personas y acondicionados con alto nivel (TV, aire acondicionado, servicio de catering, etcétera).

Los precios variarán según la ubicación, y el del medio de la cancha costaría unos 50 mil dólares por tres años. Ese precio va decreciendo, a medida que se acercan a los costados, y el de menor valor sería de unos 30 mil dólares.

Se proyecta una cena para comienzos de noviembre, a más tardar, con un tarjeta de un valor importante que también irá para la recaudación. Y en la misma se presentará el proyecto de los palcos.

La clave estará en la compra de cada uno de estos lugares y en que sea prácticamente en efectivo. Si la venta es un éxito, el monto de la obra podrá cubrirse y arrancará antes de fin de año.

Las estructuras se ensamblan rápido y eso hace pensar que todavía están a tiempo para inaugurar la tribuna y habilitar el estadio en febrero, como se había previsto. Lo que lleva tiempo es construir dichas estructuras, y por eso apremia elegir la empresa que se hará cargo, para que se ponga manos a la obra.

Con el relanzamiento, en Belgrano aspiran además a remotivar a los hinchas, muchos de los cuales se muestran descorazonados por la incertidumbre.

Y entonces sí, terminar de despertar al Gigante.

La #AppDeBelgrano

Disponible en Google Play

Descarga ahora mismo la aplicacion de Belgrano.
¡Te informamos las noticias al instante!


banner tdh general paz grande